¡Iglesia, renuévate (y hazlo profundamente)!  

La conclusión del Documento para la Fase Continental del Sínodo: ¡Iglesia, renuévate (y hazlo profundamente)!