Haití, 13 años después…

P. Renold ANTOINE, C.Ss.R 

«¡No hay nada nuevo bajo el sol!», dice Qohelet en una de sus máximas. (Qo 1, 9). Esta frase muy conocida por muchos, dice mucho para muchos haitianos, para muchos haitianos que vivieron la experiencia del terremoto del 12 de enero de 2010. Pues, 13 años tras esta tragedia, nada cambió para el bien del país, los estragos del desastre iniciado este fatal día, siguen propagándose en círculos concéntricos. Todos los días desde aquel día, un nuevo sector se ha visto afectado, una nueva zona ha sido golpeada, una parte del país se hunde. Los desastres que experimentamos son a la vez naturales y provocados por el hombre. Todavía no nos hemos levantado para dejar este vía crucis iniciado desde aquel día.  

Los años pasan, los días se multiplican, un país de rodillas, pocos son los que buscan soluciones a la aguda crisis que atraviesa el país. La nueva normalidad es aceptar la impotencia nacional y las crisis sin salida.  

El político, empresario, religioso y simple mortal se suma cada día a la larga lista de víctimas de la inseguridad y corre el riesgo de que la justicia nunca resuelva su asesinato ni juzgue a sus asesinos.  

Nos asaltan las malas noticias, y hay pocas razones para alegrarse. El ciclo no se detiene. Tampoco el circo que la acompaña.  

Sin embargo, en medio de esta oscura situación, se reconstruyeron algunos edificios, entre ellos la parroquia San Gerardo, que completa ya un año de consagración. No dejamos de dar gracias a Dios por esta inmensa obra que ha permitido su reconstrucción con el apoyo de muchos benefactores internacionales. Hasta el momento el templo está sin terminar. Las contribuciones de los fieles no pueden terminarla completamente, se requiere aún la contribución de todos. De ahí la necesidad de orar por un mañana mejor para que el país encuentre el camino de la paz y de la estabilidad, para que haya progreso y justicia social.  

Ojalá que el paso de los años no permita que los haitianos se despojen al significado del 12 de enero. Que no solamente sirva como una fecha recuerdo para marcar el duelo, pero también una fecha palanca para simbolizar la reconstrucción del país.

***********

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *