Jornada Mundial de la Paz, 2023

Pbro. Felipe de Jesús Colón Padilla (Párroco de la Parroquia Jesús Maestro)

El próximo domingo primero de enero, el santo padre el papa Francisco nos invita a celebrar la 56 Jornada Mundial de la Paz, el título para este año 2023 es: “Nadie puede salvarse solo”, y a su vez nos pide recomenzar desde el Covid-19, para trazar juntos caminos de paz. Hemos de reconocer que la pandemia ha provocado un retraso inesperado, pues ha paralizado la acción pastoral de nuestras comunidades. Les presento un escueto resumen a mis amables lectores.

El Romano Pontífice, parte de la carta de san Pablo a la comunidad de tesalónica:” … el Señor vendrá como ladrón en plena noche (5,2)”. Con estas palabras, el apóstol Pablo invitaba a la comunidad de Tesalónica, que esperaba el encuentro con el Señor, a permanecer firme, con los pies y el corazón bien plantados en la tierra, capaz de una mirada atenta a la realidad y a las vicisitudes de la historia.

Por eso, aunque los acontecimientos de nuestra existencia parezcan tan trágicos, estamos llamados a mantener el corazón abierto a la esperanza.

El COVID-19 nos sumió en medio de la noche, desestabilizando nuestra vida ordinaria, trastornando nuestros planes y costumbres, perturbando la aparente tranquilidad incluso causando la muerte de tantos hermanos y hermanas nuestros.

Además, no podemos olvidar cómo la pandemia tocó la fibra sensible del tejido social y económico, sacando a relucir contradicciones y desigualdades. Amenazó la seguridad laboral de muchos y agravó la soledad cada vez más extendida en nuestras sociedades, sobre todo la de los más débiles y la de los pobres.

Hoy estamos llamados a preguntarnos: ¿qué hemos aprendido de esta situación pandémica? ¿Qué nuevos caminos debemos emprender para liberarnos de las cadenas de nuestros viejos hábitos, para estar mejor preparados, para atrevernos con lo nuevo? ¿Qué señales de vida y esperanza podemos aprovechar para seguir adelante e intentar hacer de nuestro mundo un lugar mejor?   

Seguramente, después de haber palpado la fragilidad que caracteriza la realidad humana y nuestra existencia personal, podemos decir que ciertamente nadie puede salvarse solo. Por tanto, es urgente que busquemos y promovamos juntos los valores universales que trazan el camino de esta fraternidad humana.

Sólo la paz que nace del amor fraterno y desinteresado puede ayudarnos a superar las crisis personales, sociales y mundiales.

una nueva guerra, en parte comparable a la del COVID-19, La guerra en Ucrania se cobra víctimas inocentes y propaga la inseguridad.

¿Qué se nos pide, entonces, que hagamos? En primer lugar, dejarnos cambiar el corazón por la emergencia que hemos vivido, es decir, permitir que Dios transforme nuestros criterios habituales de interpretación del mundo y de la realidad a través de este momento histórico.

Hemos de ayudar a edificar el Reino de Dios, que es un Reino de amor, de justicia y de paz.

Que María Inmaculada, Madre de Jesús y Reina de la Paz, interceda por nosotros y por el mundo entero.

Mensaje del Papa Francisco

¿Te gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Otros temas del padre Colón:

Oración para el Tiempo de Navidad

La Familia y la Navidad 2022

Los 50 de Monseñor Mejía y los 90 de Monseñor Moya

La agenda pastoral de Monseñor Bretón

Homosexualidad y matrimonio: perspectivas canónicas

Un Paso por mi Familia 2022

Semana de Desierto

San Judas Tadeo: patrono de las causas difíciles

Parroquia Jesús Maestro: Clausura del Año Jubilar

Encuentro Nacional de Pastoral 2022

Nuestra Señora de las Mercedes

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *