Homosexualidad y matrimonio: perspectivas canónicas

Pbro. Felipe de Jesús Colón Padilla (Párroco de la Parroquia Jesús Maestro)

El Código de Derecho Canónico, nos define que el matrimonio es: “La alianza, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados” (Canon 1055§1).

Se entiende por “homosexualidad” la atracción sexual “exclusiva o “predominante” hacia las personas del mismo sexo con o sin relación física.

Aunque no sea de suyo un trastorno mental no deja de ser una alteración patológica de la sexualidad.

Hay casos en que uno de los contrayentes es “bisexual” o “ambisexual” es, por definición, capaz de relaciones tanto “homosexuales” cuanto “heterosexuales” y de tener estas últimas en un grado de cumplir, al menos por algún tiempo, la exclusividad de las relaciones conyugales heterosexual. Hay múltiples clasificaciones del fenómeno homosexual, prefiero estas dos: la homosexualidad manifiesta y la homosexualidad latente. En la primera, el sujeto asume plenamente su condición, de un modo consciente, es abierta o activa, entabla de hecho, relaciones homosexuales; es bueno dejar claro que, en algunos casos, el sujeto sublima su condición, y no incurre, de hecho, en actividades homosexuales; mientras que el segundo, la homosexualidad latente, se caracteriza por su carácter inconsciente.

La mayoría de los psicólogos afirman que la edad que define la sexualidad de una persona, es entre los 13 y 14 años.

La pregunta nuclear que surge, por lo anteriormente expuesto es, si el homosexual es capaz de prestar un verdadero consentimiento a hora de contraer matrimonio canónico. El homosexual, ¿puede contraer válidamente matrimonio o no? ¿puede asumir los derechos y obligaciones inherentes al matrimonio por su condición de hombre y mujer?

La jurisprudencia canónica destaca que la homosexualidad no solo impide asumir de modo exclusivo y perpetuo la obligación de la fidelidad conyugal, sino que afecta, en sentido mas hondo, al mismo derecho al consortio vitae, al impedir la realización del bien personal de los cónyuges, la complementariedad entre ellos a todos los noveles, la relación interpersonal y, en definitiva, la íntima comunidad de vida y de amor sincero en que consiste el matrimonio. El homosexual evidentemente, se encuentra incapacitado para esa entrega toral y exclusiva con su consorte, en una unidad o comunión de vida que abarca las mas elementales exigencias que la naturaleza sexuada del hombre y la mujer implican en orden a su completa integración y complementariedad.

Aparece una sentencia en la jurisprudencia del Tribunal de Madrid, de junio de 1993, donde fue declarado nulo el matrimonio por incapacidad de asumir/ cumplir las obligaciones esenciales del matrimonio por causa de naturaleza psíquica (Canon 1095, 3º).  

El Defensor del Vínculo y los señores jueces, que intervienen en una causa de proceso de nulidad matrimonial, podrán estudiar con detenimiento, si al momento del homosexual prestar el consentimiento, hubo o no una verdadera incapacidad, o si hubo simulación total del consentimiento, o exclusión de los hijos, de la fidelidad o del sacramento mismo. (Fuente: El Código de Derecho Canónico, La nulidad matrimonial, hoy, de Juan José García Faílde, y Homosexualidad y matrimonio de la Dra. Carmen Peña).

Otros temas del padre Colón:

Un Paso por mi Familia 2022

Semana de Desierto

San Judas Tadeo: patrono de las causas difíciles

Parroquia Jesús Maestro: Clausura del Año Jubilar

Encuentro Nacional de Pastoral 2022

Nuestra Señora de las Mercedes

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *