Lo que hago cuando tengo miedo

Manuel Abud Mendoza

Aunque no lo crean yo tiemblo cuando hablo en público. No importa si es un grupo pequeño de unos niños, delante de la cámara de mi celular o en medio de una clase. Me pongo muy nervioso cuando hablo en público. Una de las razones es el miedo.

Miedo a equivocarme, al qué dirán, a fallarle a Dios, a que lo que diga confunda o desayude a otros…

Eso me ha hecho pensar que lo mejor sería callar y no hacer nada. «Si no hablo no meto la pata», me digo.

Pero, «ay de mi si no evangelizo». «Cómo no hablar de ti si tu voz me quema dentro».

¿Te gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Entonces ¿Qué hago con el miedo?

Cuando este se asoma, recuerdo las palabras que Jesús dice hoy en este evangelio y en otros: «no se preocupen por lo que van a decir», «Yo les daré palabras», «El Espíritu hablará por ustedes».

Oro con esos versículos una y otra vez. El miedo se pone en su puesto, porque recuerdo que el centro no soy yo. Es Cristo.

Mucho del miedo viene por el afán del perfeccionismo. Cuando recuerdo que la obras es de Cristo, el miedo se calma y el Espíritu infunde el valor necesario para hacer lo que se debe.

Hoy exhorto a que, si tienes miedo de anunciar a Cristo, recuerdes que él capacita a quienes llama y aunque no sepas qué decir o cómo actuar, eso no es lo más importante.

Lo principal es abandonarnos a escuchar su voz y disponernos a cumplir su voluntad. Él nunca nos abandona. Oremos los unos por los otros.

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *