Jubileo altagraciano en Catedral San Patricio en New York  

Por Armando Machado. Fuente: cny.org

La celebración de un año en la arquidiócesis del Jubileo de Nuestra Señora de la Altagracia culminó el domingo 18 de septiembre con una misa de clausura en español en la Catedral de San Patricio.

Este año marcó el centenario desde la coronación canónica el 15 de agosto de 1922 del retrato histórico de María en un pesebre. Nuestra Señora de la Altagracia es la patrona de la República Dominicana.

“Bienvenidos a todos ustedes; gracias por su presencia”, dijo el cardenal Dolan, celebrante principal, en palabras de apertura. “Gracias por estar aquí para esta misa de clausura del Año Jubilar de Nuestra Señora de la Altagracia”.

Al final de la misa, el cardenal anunció que tiene previsto realizar su tercera peregrinación al santuario de la Altagracia en la República Dominicana en octubre de 2023, un anuncio que fue recibido con fuertes aplausos. Unas 1.000 personas asistieron a la misa.

La homilía fue pronunciada el obispo emérito Fausto Ramón Mejía Vallejo de San Francisco de Macorís, República Dominicana.

“El Señor quiere que todos los hombres y mujeres se salven”, dijo el obispo Mejía durante su homilía, citando la lectura del Evangelio de Lucas 16. El obispo dijo que Dios quiere que todos sus hijos sean “buenos administradores” de Su gracia; que los padres y las madres “sean buenos administradores de sus familias”.

¿Te gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

El obispo dijo también: “Naturalmente, Dios sabe lo que necesitamos en cada momento de nuestras vidas”, como con la Madre María. “Y el Espíritu Santo le dijo a María: no te preocupes; no tengas miedo; y María simplemente dice sí, soy la sierva del Señor”.

“En ese momento se unieron el cielo y la tierra; lo humano y lo divino estaban unidos. Es un momento muy importante para nuestra salvación, porque en ese preciso momento entró el Autor de la Vida”.

El obispo Mejía destacó la rica historia católica, cultural y literaria de su amada República Dominicana, citando las obras del poeta nacional, Pedro Julio Mir Valentín, y la historia de Nuestra Señora de la Altagracia. El dijo el significado de las palabras alta gracia, como en el “Ave María, llena eres de gracia…” El obispo también dijo el significado de la presencia de María en el Calvario, “y desde ese momento, el Señor nos dejó a María como Madre, como Madre nuestra”.

El obispo expresó su agradecimiento al cardenal Dolan ya la arquidiócesis por el apoyo excepcional relacionado con las celebraciones en Nueva York del Año Jubilar de Nuestra Señora de la Altagracia, expresiones que recibió fuertes aplausos.

El coro de la misa fue La Creación, de la parroquia de Nuestra Señora Reina de los Mártires en Manhattan. La misa fue organizada por el Comité de Nuestra Señora de la Altagracia arquidiocesano y la Oficina del Ministerio Hispano arquidiocesana.

La celebración del jubileo contó con una peregrinación de un año de una réplica de la pintura original de Nuestra Señora de la Altagracia a docenas de parroquias de la arquidiócesis desde agosto de 2021. La réplica provino de los líderes de la Iglesia en la República Dominicana como regalo al Comité Arquidiocesano de Nuestra Señora de la Altagracia de Nueva York. (La figura estuvo en exhibición durante la misa jubilar de clausura).

La réplica se presentó en la Misa de Jubileo de apertura del año pasado en agradecimiento por las décadas de apoyo de la Iglesia de Nueva York, incluyendo la celebración de la Misa de Nuestra Señora de la Altagracia en la Catedral de San Patricio cada enero. El día de la fiesta es el 21 de enero.

Mildred Barrientos, de 53 años, estuvo entre los asistentes a la misa. “Esta celebración de la misa es muy importante. Estoy encantada”, dijo un católico de Nueva York poco antes de la liturgia. “Y estoy muy agradecida de que el obispo emérito Mejía Vallejo esté aquí desde la República Dominicana”.

La Sra. Barrientos, hablando en su lengua natal, dijo que su fe católica ha jugado un papel importante en su vida y en la vida de sus seres queridos, y añadió: “La vida no es nada sin Dios”. Ella es feligresa del Sagrado Corazón de Jesús en el Bronx.

El retrato original de la Virgen de la Altagracia, pintado alrededor de 1500, se conserva en una basílica en Higüey, República Dominicana. Fue coronado dos veces: el 15 de agosto de 1922 durante el pontificado de Pío XI; y por el papa Juan Pablo II, quien el 25 de enero de 1979, durante su visita a Santo Domingo, coronó personalmente el retrato con una tiara de plata dorada.

Durante la peregrinación de Nueva York durante el año pasado, la réplica del retrato generalmente se mantuvo durante una semana en cada parroquia, a veces más, durante lo cual hubo reuniones relacionadas, como misas, rezos del rosario y procesiones callejeras. (En algunos casos, el retrato fue transportado en procesión callejera entre parroquias cercanas).

Durante la misa anual regular de Altagracia en enero pasado, se presentaron otras dos réplicas de retratos de Nuestra Señora de la Altagracia, imágenes enmarcadas de la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey: una para la Diócesis de Brooklyn, la otra para la Arquidiócesis de Hartford.

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

Oración de la noche

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.