Enemigos silenciosos

Por Sor Laidys Peguero Rodríguez

Si cada persona tuviera la oportunidad de expresar abiertamente las situaciones de su mundo interior, quizás descubriríamos muchos males y enemigos que acechan y dañan a muchas personas.

A veces no somos capaces de verlos y están ahí, viven con nosotros, incluso le hacemos casa permanente y nos consagramos a ellos de tal manera, que, aunque nos están destruyendo, no somos capaces de enfrentarlos, de asumir su real presencia y las consecuencias que traen a nuestra vida.

Cuántas personas viven con odio en su corazón, sin ser capaces de perdonar una ofensa. Ese enemigo va comiendo como un gusano toda la alegría, solidaridad, disposición de perdón… Llega un momento que rompe todo, hasta el amor.

Qué decir, me sorprendió escuchar hace unos días a una niña de segundo grado decir: nadie me quiere, nadie me quiere… Lo vi tan real en este momento este otro enemigo silencioso, pero fuerte, es la falta de amor. Sentirse amado, valorado, comprendido y hasta aceptado, es muy importante para nuestro desarrollo desde la temprana edad.

Este enemigo, la falta de sentirse amado, va creando personas solitarias, tristes y al final sin gusto por la propia vida y por tanto sin ninguna valoración por la vida de otros.

No sé cuáles serán tus enemigos, pero hoy me atrevo a decirte: descúbrelos, ponte frente a ellos, reconoce sus mentiras y enfréntalos.

Dios te bendiga.

Liturgia del Domingo

Lecturas     Moniciones     Homilía

Feria de la Semana

Lecturas     Moniciones     Homilía     Audio evangelio de hoy

829 694 1948. Anote este número. Y este correo-e: aire96fm@gmail.com y escríbanos para mantenerse informado de las novedades y actualizaciones de esta página  ¿Le gustaría recibir nuestro boletín semanal por correo electrónico? suscríbase entrando aquí.

Queremos orar contigo, llena el siguiente formulario y estaremos orando por ti y tus necesidades. Dios es quien hace la obra, nosotros te acompañamos clamando por ti: https://www.reflexionandolapalabra.com/index.php/oracion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *